Imagen destacada del blog, con el título "Tipos de traducción” destacado en el centro sobre un fondo de muchas palabras desperdigadas en horizontal y vertical. Entre estas: médica, jurídica, literaria, publicitaria... distintos tipos de traducción.

¿Qué tipos de traducción existen?

La traducción es una necesidad que día a día se hace más latente, al enfrentarnos a un mundo cada vez más globalizado e interconectado. Con el aumento de las relaciones entre países y culturas aumenta también la cantidad y variedad de textos y productos que necesitan traducirse en las diferentes industrias.

Como en otras disciplinas, esta amplia variedad de tipos de textos y las diferencias que existen entre ellos hacen que los traductores también se vean en la necesidad de especializarse. En la entrada de hoy abordaremos los principales tipos o especialidades de traducción, si bien la línea entre estas no está completamente definida.

La traducción científico-técnica

La traducción científico-técnica es una rama muy amplia que abarca los textos especializados de distintas ciencias, como la física, las matemáticas o la ingeniería aeronáutica, así como los documentos técnicos que acompañan a muchos productos.

Se consideran textos científico-técnicos los que se producen en el marco de una disciplina asentada, normalmente escritos por y dirigidos a especialistas, que suelen seguir estructuras rígidas, escribirse en un tono formal y utilizar un lenguaje y una terminología especializada del campo en cuestión.

Por ejemplo, un artículo de una revista de investigación sería un texto puramente científico, mientras que un manual de instrucciones de una máquina se consideraría un texto técnico.

Debido a la naturaleza especializada de las traducciones científico-técnicas, se requiere un enfoque de alta precisión y atención meticulosa a los detalles, de ahí que los traductores deban asegurarse de que los términos especializados se traduzcan de manera precisa y coherente, sin dejar lugar a ambigüedades o malentendidos.

Traducción jurídica, judicial, jurada

Los contratos, las leyes, las sentencias y demás textos de temática legal se engloban dentro de otra de las especialidades de traducción más tradicionales: la traducción jurídica.

Es importante explicar que, aunque mucha gente utiliza los adjetivos «jurídica», «judicial», «jurada», «oficial» o «certificada» como sinónimos, en realidad no se refieren todos a lo mismo. Grosso modo, la traducción jurídica engloba a la judicial y a la jurada, pues abarcaría la traducción de todo texto principalmente jurídico; la traducción jurada es la que requiere la firma y el sello de un traductor jurado y se considera oficial ante cualquier organismo del Estado; y se habla de traducción judicial cuando se trata de los textos que forman parte de los procedimientos judiciales.

Para traducir este tipo de textos no solo hay que tener un gran dominio de los dos idiomas sino que también hay que saber muy bien cómo funciona el sistema legal de cada país. Los traductores jurídicos están familiarizados con la terminología pero también se enfrentan en muchas ocasiones a casos de conceptos o figuras legales que no tienen equivalente en la otra cultura y que tienen que resolver de la mejor manera posible.

La traducción médica

La traducción médica o de textos relacionados con las ciencias de la salud se englobaría dentro de la traducción científico-técnica, pero al ser una especialidad lo suficientemente amplia y con mucho peso en la industria actualmente, cabe mencionarla aparte.

Este tipo de traducción se ocupa de transferir con precisión y de forma coherente documentos relacionados con la medicina, que van desde informes médicos, estudios clínicos o historiales de pacientes hasta material educativo destinado a profesionales de la salud.

La traducción literaria o editorial

La traducción de novelas, revistas y demás documentos que se publican se conoce como traducción editorial o literaria. En esta especialidad entran todo tipo de textos narrativos, de poesía, teatro y ensayo.

La principal característica de este tipo de traducciones es que suelen ser textos que perduran mucho más en el tiempo (frente a otros textos más efímeros como las páginas web o manuales técnicos que se van actualizando con los años), y que son textos en los que no solo es importante transmitir bien el contenido sino también es crucial respetar los aspectos formales y el estilo específico de cada autor.

La traducción literaria requiere un dominio exquisito de la lengua y mucha creatividad para poder trasladar de manera convincente los juegos de palabras, los posibles neologismos, elecciones concretas de término o particularidades específicas de los autores.

Aquí cabe mencionar el caso especial del cómic o la novela gráfica, que es un tipo de texto que se engloba tanto en la traducción editorial, en tanto que se publica, como en la traducción audiovisual, pues el texto está condicionado por la imagen.

La traducción audiovisual

Otra especialidad en la que los traductores tienen que hacer bastante uso de su creatividad y combinar distintos registros y el lenguaje informal, es en la traducción de películas, series y todo tipo de vídeos, es decir, la traducción audiovisual.

Los subtítulos de las series de Netflix y HBO y los guiones para los doblajes de las películas y para las voces superpuestas de los realities surgen de las manos de los traductores audiovisuales, que son especialistas en transmitir las ideas de los personajes y su personalidad teniendo en cuenta las restricciones de cada formato.

Dentro de la traducción audiovisual se podría hablar también de la localización web o traducción de páginas web, que son otro tipo de texto a caballo entre dos especialidades, la audiovisual y la publicitaria. Las páginas web suelen contener tanto texto como imágenes que se complementan, además de usar un lenguaje persuasivo y frases memorables o eslóganes.

Traducción publicitaria, de marketing o comercial

La traducción publicitaria busca transmitir el mensaje de una campaña de marketing de manera creativa y persuasiva en diferentes culturas. Los eslóganes, juegos de palabras y conceptos deben adaptarse cuidadosamente para lograr el mismo impacto en el idioma de destino. Una traducción publicitaria exitosa puede marcar la diferencia entre una campaña efectiva y una que pasa desapercibida.

En este tipo de traducción se suelen incluir estudios de mercado y de palabras clave entre el público objetivo, pues el foco se centra mucho más en la finalidad con la que se escriben los textos que en el contenido o la forma de estos.

Y todavía hay más…

Podríamos seguir hablando de más tipos de traducción según la temática de los textos, como pueden ser la traducción gastronómica, que engloba la traducción de menús y libros de cocina; dentro de esta la traducción vitivinícola, especializada en vinos; la traducción económica, que incluye noticias y textos de temática financiera… y un largo etcétera. Sin embargo hay que cortar en algún momento. Si os interesa profundizar en alguna de las especialidades que hemos comentado o tenéis alguna pregunta sobre otros tipos de traducción, no dudéis en dejarnos un comentario.

En Lingua entendemos la importancia de una comunicación efectiva y clara entre diferentes idiomas y culturas. Por eso ofrecemos servicios de traducción especializada adaptada a todas tus necesidades lingüísticas. Para eliminar esas barreras lingüísticas y que puedas comunicarte sin fronteras.

Si tienes un proyecto en mente, no dudes en preguntarnos, estaremos encantados de atenderte.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *